Nuestro servicio se centra en asistir a los Emprendedores y Autónomos que quieran conseguir una licencia VTC, y posteriormente representar al cliente ante los diferentes entes y organismo público.

Asesoramiento en materia de Licencias VTCs o vehículo sin conductor

En VMS Abogados somos expertos en asesoramiento y gestion de licencias VTC o de alquiler de vehículo con conductor.

Nuestro servicio se centra en asistir a los Emprendedores y Autónomos que quieran conseguir una licencia VTC, y posteriormente representar al cliente ante los diferentes entes y organismo públicos para la expedición de una licencia para el ejercicio de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor en la comunidad de Madrid.

Actualmente, ante las solicitudes de licencias VTC de los particulares, la Consejería de Transportes, Vivienda, e Infraestructura de la Comunidad de Madrid– Dirección General de Transportes- está acordando denegar la solicitud de dicha autorización de transporte, fundamentando la desestimación, de forma única y exclusiva, en lo dispuesto en el artículo 48.2 de la Ley16/1987 de 30 de julio de ordenación de los transportes terrestres, en relación al Reglamento de la Ley de ordenación de los Transportes terrestres en su artículo 181.3.

Esto, por su parte, supone una vulneración directa del la siguiente normativa;

1º.- Infracción de la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.

2º.- Infracción artículo 43.1 LOTT.

3º.- En base al nuevo Reglamento de Transporte Terrestre se produce la infracción a la “Ley ómnibus” (Ley 25/09), y al artículo 8 de la Ley 17/09.

4º.- Vulneración la Ley 20/2013, de 9 de diciembre, de garantía de la unidad de mercado, en los artículos 8, 18, y 19.

Y así lo ha venido reconociendo el Tribunal Supremo en las siguientes Sentencias: STS de 27/1/2014 R 5892/2011. STS de 27/1/2014 R 962/2012. STS de 29/1/2014 R 527/2013. STS de 29/1/2014 R 105/2012. STS de 29/1/2014 R 384/2012. STS de 29/1/2014 R 2169/2012. STS de 30/1/2014 R 4163/2012. STS de 30/1/2014 R 110/2012. STS de 27/1/2014 R 5892/2011

Esta doctrina pacífica parte de la base de que las modificaciones que la Ley 25/2009 (articulo 21) introdujo en la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres , en lo que se refiere al régimen jurídico del servicio de arrendamiento de vehículos con conductor, han de ser interpretadas, según entonces afirmamos, a la luz de que el ejercicio de aquella actividad es libre y que los únicos requisitos subsistentes para desempeñarla son los que deriven de la regulación de la propia Ley 16/1987 sobre el transporte discrecional de viajeros, regulación a la que remite el articulo 134.2 de dicha Ley en su nueva redacción.

Así, desde esta perspectiva, ninguna norma de rango legal permitía, a partir de la entrada en vigor de la Ley 25/2009, que el numero de autorizaciones para prestar el servicio de alquiler de vehículos con conductor pudiera condicionarse cuantitativamente en los términos que disponían tanto el articulo 181.2 del Reglamento de desarrollo de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (en la versión previa a la incluida en el aprobado por Real Decreto 1211/1990, no modificada por este) cuanto el articulo 14.1 de la Orden FOM/36/2008. Uno y otro han de considerarse, por lo tanto, derogados desde que entró en vigor la Ley 25/2009, como acertadamente ha ido reiterando el alto Tribunal en todas sus Sentencias.

En conclusión, en base a la normativa actual, todo solicitante debe de tener derecho a la concesión de una licencia VTC siempre que cumpla todos los requisitos para su obtención.

Infórmate aquí con nuestros Abogados expertos en Licencias VTCs

También puedes llamarnos al 91 345 84 05

o directamente enviarnos un email a info@www.vmsabogados.com

Más información

Recientemente el sector del Taxi está convulso, pues las aplicaciones móviles han cambiado de estrategia, pasando de utilizar a particulares para prestar servicios a licencias VTC.Históricamente la Administración ha protegido al gremio del taxi, sin embargo desde Bruselas, así como desde Competencia (CNMC) se intenta la progresiva liberalización de un sector tan intervenido como el del transporte de pasajeros.Las VTCs habían gozado de un vacío legal hasta el Real Decreto 1057/2015, de 20 de Noviembre, por el que se modifica el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres. En esta regulación se impone la restricción de 1 VTC por cada 30 licencias de taxi en un Municipio, así como se fija que las VTC no podrán recoger viajeros sin un contrato previo (proveyendo su uso primordial para aplicaciones móviles), fijando la flota mínima para adquirir VTCs en 7 vehículos.Esto significa que de momento en Madrid no se podrán emitir más licencias de VTC.Desde el punto de vista de la CNMC, según el requerimiento que envió al Consejo de Ministros el 14 de Enero de 2016, la modificación y regulación de las VTCs no es la adecuada, pues fueron muy duros aduciendo que restringe la “unidad de mercado”. Por lo que si Fomento no modifica dicha regulación, procederán a acudir a la vía judicial con la correspondiente interposición de Recurso Contencioso Administrativo ante el TS.A juicio de este letrado, siendo la regulación mejor o peor y estando más o menos conforme con ella, la misma era necesaria pues hasta la fecha para conseguir una licencia de VTC nos veíamos en la obligación de solicitar una licencia de VTC a la Comunidad de Madrid, recurriendo la respuesta administrativa de la misma con amparo en la Ley Ómnibus, concediendo el Tribunal Supremo la licencia, con condena expresa en costas a la Administración. Que este atípico procedimiento se estuviera convirtiendo en la habitual forma de solicitar licencias era un verdadero problema.En Madrid hemos venido consiguiendo unas 600 licencias en los últimos 4 años. Cantidad relevante si la comparamos con las 1.300 licencias de VTC que había hace un año en la Comunidad de Madrid o las 15.000 que existen en el territorio nacional.Actualmente el precio de mercado en España de una VTC ronda los 10.000€ a 20.000.-€ según vehículo. En ciudades como Londres las VTCs (50.000) doblan en número a los taxis (20.000), por lo que quedamos a la espera de lo que depare la regulación del sector y la demanda de mercado, desde luego es el momento de que las asociaciones gremiales ejerzan toda la influencia que puedan.
Reproducimos las modificaciones introducidas:

Real Decreto 1057/2015, de 20 de noviembre, por el que se modifica el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, en materia de arrendamiento de vehículos con conductor, para adaptarlo a la Ley 9/2013, de 4 de julio, por la que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres y la Ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea.

Sumario

La Ley 9/2013, de 4 de julio, por la que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres y la Ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea, ha introducido alguna modificación especialmente significativa en relación con determinadas formas de transporte, destacando aquélla que afecta al ejercicio de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor.

Tal y como determina el preámbulo de esta ley, puede significarse el encuadramiento definitivo de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor como una modalidad concreta de transporte de viajeros en vehículos de turismo, a la que, en consecuencia, le son de aplicación todas las reglas referidas a la actividad de transporte y no las señaladas para las actividades meramente auxiliares y complementarias del transporte.

En esta línea, la Ley 9/2013 ha procedido a dar nueva redacción al artículo 99 de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres, de tal forma que en su punto 4, viene a determinar que la citada actividad constituye una modalidad de transporte de viajeros y que su ejercicio está condicionado a la obtención de la correspondiente autorización, de conformidad con los requisitos que se definen en los artículos 42 y 43.1 y lo que reglamentariamente se establezca con carácter específico en relación con dicha modalidad de transporte.

Por otro lado, el nuevo artículo 48 de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres habilita al Estado a introducir, por vía reglamentaria, limitaciones al otorgamiento de nuevas autorizaciones para el ejercicio de esta actividad de transporte, condicionándolo a que la oferta de transporte público de viajeros en vehículos de turismo esté sujeta a limitaciones cuantitativas en el ámbito autonómico o local. Asimismo, el nuevo artículo 91 de la citada Ley permite introducir limitaciones reglamentarias en relación con el origen, destino o recorrido de los servicios.

En la misma línea, parece adecuado revisar también la regulación dada al arrendamiento de vehículos con conductor en lo relativo a los requisitos exigidos para la obtención de la correspondiente autorización, otorgamiento de autorizaciones y condiciones de prestación del servicio.

Conviene, pues, adaptar el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre a la nueva regulación, estimándose procedente dar nueva redacción a los artículos 181 y 182 del mencionado Reglamento.

En su virtud, a propuesta de la Ministra de Fomento, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 20 de noviembre de 2015,

DISPONGO:

Artículo único Modificación del Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por el Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre

El Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por el Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, queda modificado como sigue:

Uno. El artículo 181 queda redactado en los siguientes términos:

«1. Para el otorgamiento de las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor será necesario que el solicitante cumpla todos los requisitos exigidos en el artículo 43.1 de la LOTT, con las especificaciones que se indican en el apartado siguiente.

2. En ejecución de lo que se dispone en la letra d) del citado artículo 43.1 de la LOTT, las empresas dedicadas a la actividad de arrendamiento con conductor habrán de disponer en todo momento, en propiedad o arrendamiento financiero, de al menos siete vehículos dedicados a esta actividad.

La empresa podrá disponer en propiedad, arrendamiento financiero o arrendamiento ordinario del resto de vehículos que, en su caso, pretenda adscribir a autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor.

Los vehículos a los que hayan de estar referidas las autorizaciones de arrendamiento con conductor, no tendrán una capacidad superior a 9 plazas, incluida la del conductor, y deberán reunir, sin perjuicio de cualesquiera otras que supongan una mejora de sus condiciones, las siguientes características:

a) Motor con una potencia igual o superior a 12 caballos de vapor fiscales (CVF).

b) Longitud mínima exterior, medida de extremo a extremo del vehículo, igual o superior a 4,60 metros.

No será necesario el cumplimiento de las exigencias contenidas en las dos letras anteriores cuando el vehículo que se pretenda adscribir a la autorización utilice como fuente de energía la electricidad, el hidrógeno, los biocarburantes, los combustibles sintéticos y parafínicos, el gas natural, el gas licuado del petróleo o cualquier otra que así se señale expresamente por resultar alternativa a los combustibles fósiles clásicos.

Los vehículos no podrán continuar dedicados a la actividad de arrendamiento con conductor a partir de que alcancen una antigüedad superior a diez años, contados desde su primera matriculación. No obstante, no existirá limitación alguna en cuanto a la antigüedad del vehículo, cuando el mismo tenga una potencia fiscal igual o superior a 28 CVF o se trate de un vehículo histórico de los definidos como tales en la reglamentación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.

En ejecución de lo que se dispone en el artículo 48.2 de la LOTT, cuando la oferta de transporte público de viajeros en vehículos de turismo se encuentre sujeta a limitaciones cuantitativas en una comunidad autónoma o en alguno de los municipios que la integran, el órgano competente podrá denegar el otorgamiento de nuevas autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor a fin de mantener el adecuado equilibrio entre la oferta de ambas modalidades de transporte en su territorio.

Se entenderá en todo caso que se produce una situación de desequilibrio, y en consecuencia procederá denegar el otorgamiento de nuevas autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor, cuando la relación entre el número de las existentes en el territorio de la comunidad autónoma en que pretendan domiciliarse y el de las de transporte público de viajeros en vehículos de turismo domiciliadas en ese mismo territorio sea superior a una de aquéllas por cada treinta de éstas.

No obstante, aquellas comunidades autónomas que, por delegación del Estado, hubieran asumido competencias en materia de autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor, podrán modificar la regla de proporcionalidad señalada en el párrafo anterior, siempre que la que apliquen sea menos restrictiva que esa.»

Dos. El apartado 1 del artículo 182 queda redactado en los siguientes términos:

«1. Cuando los vehículos adscritos a las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor estén ocupados por personas ajenas a la empresa titular de la autorización, únicamente podrán circular si se justifica que están prestando un servicio previamente contratado.

A tal efecto, el contrato de arrendamiento de vehículos con conductor deberá haber sido cumplimentado previamente a que se inicie la prestación del servicio contratado, debiendo llevarse a bordo del vehículo la documentación acreditativa de dicha contratación, conforme a lo que se determine por el Ministro de Fomento.

Los vehículos adscritos a las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor no podrán, en ningún caso, circular por las vías públicas en busca de clientes ni propiciar la captación de viajeros que no hubiesen contratado previamente el servicio permaneciendo estacionados a tal efecto.»

Tres. El apartado 3 del artículo 182 queda redactado en los siguientes términos:

«3. De conformidad con lo dispuesto en los artículos 17.1 y 18 de la LOTT, los precios de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor no estarán sujetos a tarifa administrativa, si bien las correspondientes empresas deberán tener a disposición del público información de los que apliquen.»

Cuatro. El apartado 4 del artículo 182 queda redactado en los siguientes términos:

«4. Los vehículos dedicados a la actividad de arrendamiento con conductor no podrán llevar signos externos de identificación que induzcan a confusión con la actividad de los taxis.

Sin perjuicio de ello, aquellas comunidades autónomas que, por delegación del Estado, hubieran asumido competencias en materia de autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor podrán exigir que los vehículos amparados en autorizaciones de esta clase se identifiquen externamente mediante algún distintivo.»

Cinco. Se añade un nuevo apartado 5 al artículo 182 con la siguiente redacción:

«5. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 182.2, los vehículos dedicados a la actividad de arrendamiento con conductor deberán ser utilizados habitualmente en la prestación de servicios destinados a atender necesidades relacionadas con el territorio de la comunidad autónoma en que se encuentre domiciliada la autorización en que se amparan.

Se entenderá que, en todo caso, un vehículo no ha sido utilizado habitualmente en la prestación de servicios destinados a atender necesidades relacionadas con el territorio de la comunidad autónoma en que se encuentra domiciliada la autorización en que se ampara, cuando el 20 por ciento o más de los servicios realizados con ese vehículo dentro de un período de tres meses no haya discurrido, ni siquiera parcialmente, por dicho territorio.

Cuando los vehículos se encuentren prestando servicios en territorio distinto al de la comunidad autónoma en que se encuentre domiciliada la autorización en la que se amparan, éstos deberán llevar a bordo la correspondiente autorización en el salpicadero, en lugar visible desde el exterior, salvo que se encuentren identificados por uno de los distintivos a que hace referencia el segundo párrafo del artículo 182.4.»

Seis. Se añade un nuevo apartado 6 al artículo 182 con la siguiente redacción:

«6. La empresa deberá tener cubierta, mediante uno o varios seguros u otras garantías financieras, su responsabilidad civil por los daños que pudieran sufrir los viajeros como consecuencia del transporte.»

Disposición transitoria única Inexigibilidad de flota mínima

1. Los titulares de autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor vigentes en el momento de entrada en vigor de este real decreto que no dispongan del número mínimo de vehículos previsto en el artículo 181.2, podrán continuar el ejercicio de su actividad sin cumplir ese requisito en tanto que tales autorizaciones continúen a su nombre.

Aunque los vehículos que dichos titulares tengan adscritos a sus autorizaciones en el referido momento incumplan alguno de los requisitos señalados en el citado artículo, podrán continuar adscritos a aquéllas mientras no sean sustituidos por otros, los cuales sí deberán cumplir tales requisitos.

2. En todo caso, las autorizaciones que continúen vigentes en virtud de lo previsto en el apartado anterior, sólo podrán ser transmitidas sin que se tenga en cuenta el requisito relativo al número mínimo de vehículos cuando la transmisión tenga por objeto la totalidad de autorizaciones de que sea titular el cedente y se realice a favor de un único adquirente que deberá ser titular de otras autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor domiciliadas en el territorio de la misma comunidad autónoma o se trate de un heredero forzoso del cedente en los supuestos de fallecimiento, jubilación o incapacidad del titular de la autorización.

DISPOSICIONES FINALES

Disposición final primera Título competencial

Este real decreto se dicta al amparo de lo dispuesto en los artículos 149.1.6.ª y 149.1.21.ª de la Constitución, que, respectivamente, atribuyen al Estado la competencia sobre legislación mercantil y sobre los transportes terrestres que transcurran por el territorio de más de una comunidad autónoma.

Disposición final segunda Entrada en vigor

Este real decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

Asistimos a los Emprendedores y Autónomos que quieran conseguir una licencia VTC, y posteriormente representar al cliente ante los diferentes entes y organismo público.

Asesoramiento en materia de Licencias VTCs o vehículo sin conductor

En VMS Abogados somos expertos en asesoramiento y gestion de licencias VTC o de alquiler de vehículo con conductor.

Nuestro servicio se centra en asistir a los Emprendedores y Autónomos que quieran conseguir una licencia VTC, y posteriormente representar al cliente ante los diferentes entes y organismo públicos para la expedición de una licencia para el ejercicio de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor en la comunidad de Madrid.

Actualmente, ante las solicitudes de licencias VTC de los particulares, la Consejería de Transportes, Vivienda, e Infraestructura de la Comunidad de Madrid– Dirección General de Transportes- está acordando denegar la solicitud de dicha autorización de transporte, fundamentando la desestimación, de forma única y exclusiva, en lo dispuesto en el artículo 48.2 de la Ley16/1987 de 30 de julio de ordenación de los transportes terrestres, en relación al Reglamento de la Ley de ordenación de los Transportes terrestres en su artículo 181.3.

Esto, por su parte, supone una vulneración directa del la siguiente normativa;

1º.- Infracción de la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.

2º.- Infracción artículo 43.1 LOTT.

3º.- En base al nuevo Reglamento de Transporte Terrestre se produce la infracción a la “Ley ómnibus” (Ley 25/09), y al artículo 8 de la Ley 17/09.

4º.- Vulneración la Ley 20/2013, de 9 de diciembre, de garantía de la unidad de mercado, en los artículos 8, 18, y 19.

Y así lo ha venido reconociendo el Tribunal Supremo en las siguientes Sentencias: STS de 27/1/2014 R 5892/2011. STS de 27/1/2014 R 962/2012. STS de 29/1/2014 R 527/2013. STS de 29/1/2014 R 105/2012. STS de 29/1/2014 R 384/2012. STS de 29/1/2014 R 2169/2012. STS de 30/1/2014 R 4163/2012. STS de 30/1/2014 R 110/2012. STS de 27/1/2014 R 5892/2011

Esta doctrina pacífica parte de la base de que las modificaciones que la Ley 25/2009 (articulo 21) introdujo en la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres , en lo que se refiere al régimen jurídico del servicio de arrendamiento de vehículos con conductor, han de ser interpretadas, según entonces afirmamos, a la luz de que el ejercicio de aquella actividad es libre y que los únicos requisitos subsistentes para desempeñarla son los que deriven de la regulación de la propia Ley 16/1987 sobre el transporte discrecional de viajeros, regulación a la que remite el articulo 134.2 de dicha Ley en su nueva redacción.

Así, desde esta perspectiva, ninguna norma de rango legal permitía, a partir de la entrada en vigor de la Ley 25/2009, que el numero de autorizaciones para prestar el servicio de alquiler de vehículos con conductor pudiera condicionarse cuantitativamente en los términos que disponían tanto el articulo 181.2 del Reglamento de desarrollo de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (en la versión previa a la incluida en el aprobado por Real Decreto 1211/1990, no modificada por este) cuanto el articulo 14.1 de la Orden FOM/36/2008. Uno y otro han de considerarse, por lo tanto, derogados desde que entró en vigor la Ley 25/2009, como acertadamente ha ido reiterando el alto Tribunal en todas sus Sentencias.

En conclusión, en base a la normativa actual, todo solicitante debe de tener derecho a la concesión de una licencia VTC siempre que cumpla todos los requisitos para su obtención.

Recientemente el sector del Taxi está convulso, pues las aplicaciones móviles han cambiado de estrategia, pasando de utilizar a particulares para prestar servicios a licencias VTC.Históricamente la Administración ha protegido al gremio del taxi, sin embargo desde Bruselas, así como desde Competencia (CNMC) se intenta la progresiva liberalización de un sector tan intervenido como el del transporte de pasajeros.Las VTCs habían gozado de un vacío legal hasta el Real Decreto 1057/2015, de 20 de Noviembre, por el que se modifica el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres. En esta regulación se impone la restricción de 1 VTC por cada 30 licencias de taxi en un Municipio, así como se fija que las VTC no podrán recoger viajeros sin un contrato previo (proveyendo su uso primordial para aplicaciones móviles), fijando la flota mínima para adquirir VTCs en 7 vehículos.Esto significa que de momento en Madrid no se podrán emitir más licencias de VTC.Desde el punto de vista de la CNMC, según el requerimiento que envió al Consejo de Ministros el 14 de Enero de 2016, la modificación y regulación de las VTCs no es la adecuada, pues fueron muy duros aduciendo que restringe la “unidad de mercado”. Por lo que si Fomento no modifica dicha regulación, procederán a acudir a la vía judicial con la correspondiente interposición de Recurso Contencioso Administrativo ante el TS.A juicio de este letrado, siendo la regulación mejor o peor y estando más o menos conforme con ella, la misma era necesaria pues hasta la fecha para conseguir una licencia de VTC nos veíamos en la obligación de solicitar una licencia de VTC a la Comunidad de Madrid, recurriendo la respuesta administrativa de la misma con amparo en la Ley Ómnibus, concediendo el Tribunal Supremo la licencia, con condena expresa en costas a la Administración. Que este atípico procedimiento se estuviera convirtiendo en la habitual forma de solicitar licencias era un verdadero problema.En Madrid hemos venido consiguiendo unas 600 licencias en los últimos 4 años. Cantidad relevante si la comparamos con las 1.300 licencias de VTC que había hace un año en la Comunidad de Madrid o las 15.000 que existen en el territorio nacional.Actualmente el precio de mercado en España de una VTC ronda los 10.000€ a 20.000.-€ según vehículo. En ciudades como Londres las VTCs (50.000) doblan en número a los taxis (20.000), por lo que quedamos a la espera de lo que depare la regulación del sector y la demanda de mercado, desde luego es el momento de que las asociaciones gremiales ejerzan toda la influencia que puedan.Reproducimos las modificaciones introducidas:

Real Decreto 1057/2015, de 20 de noviembre, por el que se modifica el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, en materia de arrendamiento de vehículos con conductor, para adaptarlo a la Ley 9/2013, de 4 de julio, por la que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres y la Ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea.

Sumario

  • Introducción
  • Artículo único Modificación del Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por el Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre
  • Disposiciones transitorias
  • Disposición transitoria única Inexigibilidad de flota mínima
  • Disposiciones finales
  • Disposición final primera Título competencial
  • Disposición final segunda Entrada en vigor

La Ley 9/2013, de 4 de julio, por la que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres y la Ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea, ha introducido alguna modificación especialmente significativa en relación con determinadas formas de transporte, destacando aquélla que afecta al ejercicio de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor.

Tal y como determina el preámbulo de esta ley, puede significarse el encuadramiento definitivo de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor como una modalidad concreta de transporte de viajeros en vehículos de turismo, a la que, en consecuencia, le son de aplicación todas las reglas referidas a la actividad de transporte y no las señaladas para las actividades meramente auxiliares y complementarias del transporte.

En esta línea, la Ley 9/2013 ha procedido a dar nueva redacción al artículo 99 de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres, de tal forma que en su punto 4, viene a determinar que la citada actividad constituye una modalidad de transporte de viajeros y que su ejercicio está condicionado a la obtención de la correspondiente autorización, de conformidad con los requisitos que se definen en los artículos 42 y 43.1 y lo que reglamentariamente se establezca con carácter específico en relación con dicha modalidad de transporte.

Por otro lado, el nuevo artículo 48 de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres habilita al Estado a introducir, por vía reglamentaria, limitaciones al otorgamiento de nuevas autorizaciones para el ejercicio de esta actividad de transporte, condicionándolo a que la oferta de transporte público de viajeros en vehículos de turismo esté sujeta a limitaciones cuantitativas en el ámbito autonómico o local. Asimismo, el nuevo artículo 91 de la citada Ley permite introducir limitaciones reglamentarias en relación con el origen, destino o recorrido de los servicios.

En la misma línea, parece adecuado revisar también la regulación dada al arrendamiento de vehículos con conductor en lo relativo a los requisitos exigidos para la obtención de la correspondiente autorización, otorgamiento de autorizaciones y condiciones de prestación del servicio.

Conviene, pues, adaptar el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre a la nueva regulación, estimándose procedente dar nueva redacción a los artículos 181 y 182 del mencionado Reglamento.

En su virtud, a propuesta de la Ministra de Fomento, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 20 de noviembre de 2015,

DISPONGO:

Artículo único Modificación del Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por el Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre

El Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por el Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, queda modificado como sigue:

Uno. El artículo 181 queda redactado en los siguientes términos:

«1. Para el otorgamiento de las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor será necesario que el solicitante cumpla todos los requisitos exigidos en el artículo 43.1 de la LOTT, con las especificaciones que se indican en el apartado siguiente.

2. En ejecución de lo que se dispone en la letra d) del citado artículo 43.1 de la LOTT, las empresas dedicadas a la actividad de arrendamiento con conductor habrán de disponer en todo momento, en propiedad o arrendamiento financiero, de al menos siete vehículos dedicados a esta actividad.

La empresa podrá disponer en propiedad, arrendamiento financiero o arrendamiento ordinario del resto de vehículos que, en su caso, pretenda adscribir a autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor.

Los vehículos a los que hayan de estar referidas las autorizaciones de arrendamiento con conductor, no tendrán una capacidad superior a 9 plazas, incluida la del conductor, y deberán reunir, sin perjuicio de cualesquiera otras que supongan una mejora de sus condiciones, las siguientes características:

a) Motor con una potencia igual o superior a 12 caballos de vapor fiscales (CVF).

b) Longitud mínima exterior, medida de extremo a extremo del vehículo, igual o superior a 4,60 metros.

No será necesario el cumplimiento de las exigencias contenidas en las dos letras anteriores cuando el vehículo que se pretenda adscribir a la autorización utilice como fuente de energía la electricidad, el hidrógeno, los biocarburantes, los combustibles sintéticos y parafínicos, el gas natural, el gas licuado del petróleo o cualquier otra que así se señale expresamente por resultar alternativa a los combustibles fósiles clásicos.

Los vehículos no podrán continuar dedicados a la actividad de arrendamiento con conductor a partir de que alcancen una antigüedad superior a diez años, contados desde su primera matriculación. No obstante, no existirá limitación alguna en cuanto a la antigüedad del vehículo, cuando el mismo tenga una potencia fiscal igual o superior a 28 CVF o se trate de un vehículo histórico de los definidos como tales en la reglamentación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.

En ejecución de lo que se dispone en el artículo 48.2 de la LOTT, cuando la oferta de transporte público de viajeros en vehículos de turismo se encuentre sujeta a limitaciones cuantitativas en una comunidad autónoma o en alguno de los municipios que la integran, el órgano competente podrá denegar el otorgamiento de nuevas autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor a fin de mantener el adecuado equilibrio entre la oferta de ambas modalidades de transporte en su territorio.

Se entenderá en todo caso que se produce una situación de desequilibrio, y en consecuencia procederá denegar el otorgamiento de nuevas autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor, cuando la relación entre el número de las existentes en el territorio de la comunidad autónoma en que pretendan domiciliarse y el de las de transporte público de viajeros en vehículos de turismo domiciliadas en ese mismo territorio sea superior a una de aquéllas por cada treinta de éstas.

No obstante, aquellas comunidades autónomas que, por delegación del Estado, hubieran asumido competencias en materia de autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor, podrán modificar la regla de proporcionalidad señalada en el párrafo anterior, siempre que la que apliquen sea menos restrictiva que esa.»

Dos. El apartado 1 del artículo 182 queda redactado en los siguientes términos:

«1. Cuando los vehículos adscritos a las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor estén ocupados por personas ajenas a la empresa titular de la autorización, únicamente podrán circular si se justifica que están prestando un servicio previamente contratado.

A tal efecto, el contrato de arrendamiento de vehículos con conductor deberá haber sido cumplimentado previamente a que se inicie la prestación del servicio contratado, debiendo llevarse a bordo del vehículo la documentación acreditativa de dicha contratación, conforme a lo que se determine por el Ministro de Fomento.

Los vehículos adscritos a las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor no podrán, en ningún caso, circular por las vías públicas en busca de clientes ni propiciar la captación de viajeros que no hubiesen contratado previamente el servicio permaneciendo estacionados a tal efecto.»

Tres. El apartado 3 del artículo 182 queda redactado en los siguientes términos:

«3. De conformidad con lo dispuesto en los artículos 17.1 y 18 de la LOTT, los precios de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor no estarán sujetos a tarifa administrativa, si bien las correspondientes empresas deberán tener a disposición del público información de los que apliquen.»

Cuatro. El apartado 4 del artículo 182 queda redactado en los siguientes términos:

«4. Los vehículos dedicados a la actividad de arrendamiento con conductor no podrán llevar signos externos de identificación que induzcan a confusión con la actividad de los taxis.

Sin perjuicio de ello, aquellas comunidades autónomas que, por delegación del Estado, hubieran asumido competencias en materia de autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor podrán exigir que los vehículos amparados en autorizaciones de esta clase se identifiquen externamente mediante algún distintivo.»

Cinco. Se añade un nuevo apartado 5 al artículo 182 con la siguiente redacción:

«5. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 182.2, los vehículos dedicados a la actividad de arrendamiento con conductor deberán ser utilizados habitualmente en la prestación de servicios destinados a atender necesidades relacionadas con el territorio de la comunidad autónoma en que se encuentre domiciliada la autorización en que se amparan.

Se entenderá que, en todo caso, un vehículo no ha sido utilizado habitualmente en la prestación de servicios destinados a atender necesidades relacionadas con el territorio de la comunidad autónoma en que se encuentra domiciliada la autorización en que se ampara, cuando el 20 por ciento o más de los servicios realizados con ese vehículo dentro de un período de tres meses no haya discurrido, ni siquiera parcialmente, por dicho territorio.

Cuando los vehículos se encuentren prestando servicios en territorio distinto al de la comunidad autónoma en que se encuentre domiciliada la autorización en la que se amparan, éstos deberán llevar a bordo la correspondiente autorización en el salpicadero, en lugar visible desde el exterior, salvo que se encuentren identificados por uno de los distintivos a que hace referencia el segundo párrafo del artículo 182.4.»

Seis. Se añade un nuevo apartado 6 al artículo 182 con la siguiente redacción:

«6. La empresa deberá tener cubierta, mediante uno o varios seguros u otras garantías financieras, su responsabilidad civil por los daños que pudieran sufrir los viajeros como consecuencia del transporte.»

Disposición transitoria única Inexigibilidad de flota mínima

1. Los titulares de autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor vigentes en el momento de entrada en vigor de este real decreto que no dispongan del número mínimo de vehículos previsto en el artículo 181.2, podrán continuar el ejercicio de su actividad sin cumplir ese requisito en tanto que tales autorizaciones continúen a su nombre.

Aunque los vehículos que dichos titulares tengan adscritos a sus autorizaciones en el referido momento incumplan alguno de los requisitos señalados en el citado artículo, podrán continuar adscritos a aquéllas mientras no sean sustituidos por otros, los cuales sí deberán cumplir tales requisitos.

2. En todo caso, las autorizaciones que continúen vigentes en virtud de lo previsto en el apartado anterior, sólo podrán ser transmitidas sin que se tenga en cuenta el requisito relativo al número mínimo de vehículos cuando la transmisión tenga por objeto la totalidad de autorizaciones de que sea titular el cedente y se realice a favor de un único adquirente que deberá ser titular de otras autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor domiciliadas en el territorio de la misma comunidad autónoma o se trate de un heredero forzoso del cedente en los supuestos de fallecimiento, jubilación o incapacidad del titular de la autorización.

DISPOSICIONES FINALES

Disposición final primera Título competencial

Este real decreto se dicta al amparo de lo dispuesto en los artículos 149.1.6.ª y 149.1.21.ª de la Constitución, que, respectivamente, atribuyen al Estado la competencia sobre legislación mercantil y sobre los transportes terrestres que transcurran por el territorio de más de una comunidad autónoma.

Disposición final segunda Entrada en vigor

Este real decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».